Simulo que tenia varicela para ser libre de un examen pintándose con un marcador permanente

La Madre de la “artista” siguió el juego a su hija hasta que se dio cuenta de que había utilizado un rotulador que no se borraba


Lily una niña de tan solo 6 años, que en el colegio le colocado un examen de ortografía para el día siguiente del cual ella estaba muy segura que no iba a sacar buena nota. Decidió fingir que estaba enferma, pero esto lo hizo a lo grande: agarro un marcador de color rojo y comenzó a dibujarse pequeños puntos por todo su cuerpo, simulando esta tener varicela.



Después de esto Lily fue a comunicarles a sus padres que estaba enferma y que no podria ir al colegio al día siguiente. La madre, Charlotte Schooley, se dio cuenta muy fácilmente que se trataba de un truco de Lily y tuvo que aguantar la risa junto a su Esposo. Sin embargo, decidieron seguirle la broma y dijeron a la pequeña que tendrían que ir al médico urgente y que probablemente habría que colocarle alguna inyección.

La cara de Lily cambio rápidamente y decidió ir al baño a quitar las manchas que se había dibujado, pero estas no salieron ni con jabón, ni con aceite, ni con champú. Se había dibujado con un marcador permanente y tuvo que ir a su colegio al día siguiente con su cuerpo todo tatuado y explicar a sus compañeros qué habia pasado, ya que vieron las manchas durante la clase de educación física y pensaron que era algo contagioso.

Un plan bien pensado:
Charlotte Schooley le explica al Daily Mail que la idea se le ocurrió a Lily por medio de un vídeo que miro en YouTube: “Siempre nos estamos riendo con Lily, es muy inteligente y astuta. Un día después tenía un examen de ortografía que no quería realizar. unos de los niños en el colegio habían contraído varicela y ella ya la había tenido tiempo atrás, así que sabía muy bien que podría estar alejada de la escuela durante unos cuantos días”.

Todo esto empezó cuando Lily pidió a su madre un marcador rojo “para hacer sus deberes”. Regresó 10 minutos después diciendo que se sentía muy enferma y que había sufrido unas erupciones. Tras decirle que había que ir al doctor la pequeña busco quitarse todo lo que se había dibujado “porque todos en el colegio se van a reír”. Los padres tuvieron que escribir una carta dirigida al colegio para explicarles lo sucedido y que supieran que Lily no era para nada contagiosa. Charlotte confirma que la niña consiguió un vídeo en YouTube llamado “10 maneras de librarte del colegio”, así que cree que aún le quedan otros 9 trucos con los que intentará saltarse algún día de escuela.



Compartir en:

Anuncios