Insólito… y tétrico: tomaba sol cuando cayó un cadáver del cielo

El desopilante episodio ocurrión en la ciudad de Clapham, próxima a Londres. El muerto volador aparentemente sería un polizón que se había colado en un vuelo de la empresa Kenya Airways, que provenía de Nairobi.

El ultimo domingo un hombre, quien se disponía a disfrutar las altas temperaturas que invadieron toda Europa para tomar asolearse en su jardín, cuando fue víctima hecho tan insólito que conmocionó a toda la opinión pública en Londres, Inglaterra.



John Baldock estaba tranquilo en su patio trasero cuando de pronto un cadáver, que además encontraba manchado con sangre, cayó a escasos metros del aterrado habitante de Clapham.

En medio de la conmoción un vecino, alertado por el fuerte sonido del impacto, llegó al jardín y se hizo eco del asomobroso episodio:

“Al principio pensaba que era un vagabundo que dormía en el jardín, pero cuando me acerqué a él había sangre por todas partes, tenía la cabeza destrozada y en ese momento me di cuenta de que había caído del cielo”.

Con respecto al estado de su vecino dijo a las autoridades que “se encontraba tomando el sol y estaba muy conmocionado”.

El cuerpo cayó con tal fuerza que incluso hizo un agujero en el césped y en una losa del jardín, según una imagen publicada por el tabloide The Sun.

La areolínea Kenya Airways comunicó que la policía logró rastrear el cuerpo a su vuelo proveniente de Nairobi a Londres. Una mochila con agua y comida fue descubierta en el compartimiento de aterrizaje del avión.



La empresa consideró que la muerte fue muy “desafortunada” y expresó que estaba cooperando con las autoridades tanto británicas como kenianas. Voceros oficiales informaron que se llevaría a cabo una autopsia para dilusidar la causa de la muerte.


Compartir en:

Anuncios